Tablada 25: sobrevivir a la movida madrileña

Tablada 25, las míticas salas de ensayo que han sido consideradas por muchos la cuna de la movida madrileña, abrieron en 1980 en Tetuán. Al frente siguen, 32 años más tarde, Hilda y Pepe, testigos de excepción de una buena parte de historia de la música española.

BeaBurgos, (@tetuanmadrid) 10.04.2013

“Aunque suene cursi puedo asegurar que muchos sueños empiezan y terminan en Tablada 25”, decía Ariel Rot al recordar las innumerables horas de ensayo en este rincón de Tetuán.

Desde que abriera sus puertas en 1980, por Tablada 25 no han dejado de desfilar músicos de todas las tendencias. Rock alternativo, pop de actualidad, música folk y world de las raíces más diversas. Basta una ojeada a los pósters que decoran sus paredes para hacerse una idea de que Tablada 25 no es tan solo locales de ensayo, es algo más: todo un museo vivo a los últimos 30 años de la música española.

Tablada 25

Pósters en las paredes de Tablada 25. Foto: BeaBurgos

En una España que acababa de estrenar democracia, rabiosa de nuevos ritmos y experiencias, una decena de jóvenes apostaron por un negocio novedoso para la época: un lugar donde los grupos de música pudieran ensayar y al mismo tiempo presentar su música a través de pequeños conciertos.

Por aquel entonces, eran numerosos los grupos que querían hacerse un nombre con la música y los únicos espacios donde podían reunirse eran garajes y sótanos en muchas ocasiones mal acondicionados. Once jóvenes, entre los que se encontraba Pepe, uno de los actuales dueños, apostaron por formar una cooperativa para dar forma a un espacio donde poder reunirse y hacer música en condiciones.

Así nació Tablada 25, el primer centro de salas de ensayo abierto en Madrid. Hilda se uniría un año más tarde aprovechando el puesto libre que dejaba un miembro de la cooperativa. Más de 30 años han pasado desde entonces y cada día en el número 25 de la calle Tablada, Hilda y Pepe abren sus puertas para seguir ofreciendo a los músicos un lugar de encuentro.

Enlace a Entrevista con Hilda y Pepe (Youtube)

30 años marcando el ritmo desde Tetuán

En aquella época Tetuán conservaba aún todo su sabor a pueblo, pervivían muchas de las casas bajas de ladrillo que han ido desapareciendo. Estaba relativamente cerca de Madrid para que su acceso fuera fácil pero lo suficientemente alejado para albergar la música más alternativa sin escandalizar a la Villa y Corte. Tablada 25 se convirtió en la madriguera de lo que más tarde se llamaría la “Movida madrileña“.

Tablada 25

Fotograma de la película “Laberinto de Pasiones”, de Pedro Almodóvar

Pedro Almodóvar eligió este escenario para rodar su película Laberinto de Pasiones. En Tablada 25 es donde ensayan el grupo Ellos y Las Ex, liderados por Riza Niro – el primer papel protagonista que Imanol Arias tuvo en el cine español – y Sexilia (Cecilia Roth). La película, que dibuja un Madrid cosmopolita y vanguardista, coloca a Tablada 25 en el centro de la acción, junto con otras salas de la época, como La Bobia o sala Carolina.

Micky, Golpes Bajos, Gabinete Caligari, Paraíso, Las Ruedas, Los Bólidos, Peor Imposible, Tennessee, Nacha Pop, Alarma, Aviador Dro, los Pegamoides (con Alaska y Ana Curra), Labanda, Los Secretos, Los Pistones… , grupos de los 80 que a buen seguro muchos recordamos, son solo algunos de los que desfilaron por las puertas de Tablada 25. Ahora, para recordar su presencia, las paredes de Tablada 25 se llenan de pósters y discos de todos ellos. Incluso las lámparas, hechas por la misma Hilda, recogen las firmas y dedicatorias de los músicos que han pasado por aquí.

Tablada 25

Portada de El País en marzo de 1980. Los Bólidos a las puertas de Tablada 25

Desde entonces hasta ahora han sido tantos y tan variados sus estilos musicales que la memoria de Hilda y Pepe se queda corta para enumerarlos. “Leño, Mermelada, Los Rodríguez, Las Grecas, Joaquín Sabina… el mismo Sting estuvo a punto de venir a ensayar aquí”, recuerdan Hilda y Pepe.

Quienes les dedican las palabras más entrañables son los cantantes argentinos y del cono sur. Para ellos, Tablada 25 es algo más que un local donde ensayar, es su hogar en Madrid. “Estas salas (locales) de ensayo encierran tres décadas de contenidos orgánicos y sonoros, el espíritu de los amigos ausentes, muchas ilusiones depositadas en esas paredes acústicas durante todos estos años de rock; fue mi segundo hogar cuando no tenía un hogar”, decía Andrés Calamaro en una de sus últimas visitas a España, .

Sobrevivir dando la nota

Estar tres décadas al frente de un auténtico templo de la música y sobrevivir a pesar de la crisis no es fácil, pero Hilda y Pepe lo consiguen gracias a que siguen manteniendo el mismo espíritu con el que Tablada 25 se abrió en su momento. “Nos hemos adaptado tanto a las necesidades de los grupos como a la idiosincrasia del barrio. A muchos vecinos al principio no les gustó la idea de que hubiera músicos por aquí, pero vieron que era tranquilo y no había escándalos y rápidamente nos aceptaron”.

Con todo, Tablada 25 ha vivido varios cambios. Pasó de ser un centro con locales de ensayo, sala de concierto, e incluso servicio de cocina para dedicarse tan solo a los locales de ensayo. “A los pocos años de crear Tablada 25 tuvimos que prescindir de la sala de conciertos porque las características del local no lo permitían. También terminamos cerrando la cocina. Había gente que salía de estudiar y venía aquí a ensayar. Prácticamente vivían aquí”, comenta Hilda.

Tablada 25

Zona de recreo en Tablada 25. Foto: BeaBurgos

Han tenido que adaptarse también a la crisis de la música. “Si ahora los músicos casi tienen que pagar para tocar en las salas, imagínate lo que nos queda a los locales”, comenta Pepe, recordando y lamentando el cierre, hace tan solo unos meses de otras salas de ensayo de Madrid: Ritmo y Compás.

El truco para sobrevivir está en la atención y en la flexibilidad. Cada vez son menos los grupos que alquilan locales por meses – una entrada fija imprescindible para un negocio de estas características – y más los que alquilan por horas. Hilda y Pepe lo saben y han adaptado su oferta. Además, son ellos mismos quienes están al frente del negocio, quienes te reciben y te sirven el café en su zona de recreo con la mismas ganas con las que abrieron en el 80.

Hoy en día, Tablada 25 sique siendo un referente de la historia de la música en España. Entre los grupos que ensayan tras sus puertas encontramos a Los Coronas o Sex Museum, grupos con solera en el panorama musical de Madrid que llevan años ensayando aquí, los Esploding Boys, Terminal6 o FreakMummy. Además, muchos músicos utilizan estos locales de ensayo para impartir clases: Javi Madrid, Charly(Elegantes), Daniel Elorriaga, Virginia Rodrigo o Madelín Espinosa, que imparten clases de batería y percusión entre otros.

Entrevista con Hilda y Pepe, dueños de Tablada 25

Más información en su página web.

Fuente portada El País: Ediciones Moulinsart

2 comentarios

  1. BeaBurgos Gabriel Molina Nieto 28 Julio, 2016
  2. BeaBurgos Ana C. Callejo 11 Abril, 2013

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *