El Ayuntamiento garantiza alojamiento a los vecinos afectados por el derrumbe hasta el 31 de agosto

ayuntamiento-garantiza-alojamiento-afectados

Los vecinos del edificio derrumbado en Tetuán, tanto los que tenían un contrato de alquiler directamente con el propietario de la finca como los realquilados, cuentan con alojamiento garantizado hasta el próximo 31 de julio. Por un lado, los que contaban con un contrato de alquiler firmado con los dueños del edificio han abandonado hoy el hotel en el que se alojaban desde hace una semana con destino a otro hotel en el distrito de Tetuán, en el que permanecerán hasta el día 31 de julio.

Los dueños del inmueble derruido serán los que se hagan cargo de sus gastos hasta entonces, tal como comunicaron a la Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Marta Higueras, en una reunión mantenida el pasado fin de semana. En cuanto a los seis vecinos que vivían en el edificio como realquilados, permanecerán hasta el mismo día 31 en el hotel en el que se alojaban desde el derrumbe, y es el Ayuntamiento el que se hará cargo de sus gastos hasta entonces.

El Ayuntamiento prosigue mientras tanto con la atención a los vecinos, con los que ya están trabajando desde esta semana los servicios sociales de la Junta de Distrito de Tetuán. La Primera Teniente de Alcalde y Delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, se reunió con los vecinos el sábado para comunicarles las citas concertadas para cada familia en las dos oficinas de los servicios sociales en el distrito.

Higueras también les comunicó que desde ayer lunes pueden acudir a identificar y recoger las pertenencias localizadas entre los escombros del derrumbe. Todos están pasando por el lugar al que han sido trasladados los objetos recuperados durante la limpieza de escombros, con una excepción: el ciudadano chino que regentaba la tienda de alimentación situada en el bajo del inmueble, al que la policía seguía tratando de localizar a última hora de esta tarde para que recupere la mercancía rescatada durante el desescombro.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *