eCooltra, servicio de alquiler de motos eléctricas por minutos, llega a Madrid

Tras más de un año funcionando en Barcelona, el servicio de alquiler de motos eléctricas por minutos eCooltra ha llegado a Madrid. La flota inicial de estas motos en Madrid será de 280, número que se irá ampliando a medida que el servicio lo requiera. La zona en la que se podrán utilizar está limitada al norte por la Plaza de Castilla y al sur por Atocha, en un área de aproximadamente 24 kilómetros cuadrados. Por ahora, en Tetuán sólo está disponible en los barrios de Cuatro Caminos y Castillejos, aunque la compañía también tiene previsto ir aumentando progresivamente el espacio por el que podrán circular las motos dentro de Madrid.

Al igual que otros sistemas de alquiler de vehículos compartidos ya presentes en la capital, el alquiler de las motos de eCooltra se realiza a través de una aplicación instalada en un smartphone. Tras abrirla, la app geolocaliza a la persona que quiere alquilar una moto y le indica la posición de la más cercana para que la pueda reservar. Una vez hecho esto, tiene 15 minutos gratuitos para llegar hasta ella y comenzar su trayecto.

Cuando se llega a la moto, esta se desbloquea para que el que la ha reservado pueda acceder al casco (hay dos guardados en el interior del asiento, que se limpian con regularidad) y la moto arranca automáticamente sin necesidad de utilizar ninguna llave. Cuando se deja de utilizar se puede devolver en cualquier aparcamiento legal dentro de la zona de uso y devolución del centro de Madrid. Después de aparcar la moto, se realiza el pago del alquiler a través de la aplicación de eCooltra y la cantidad de carga automáticamente en la tarjeta de crédito cuyos datos introdujo el usuario cuando se dio de alta y se registró en el sistema.

Las motos de eCooltra son completamente eléctricas, e incorporan tecnología de geoposicionamiento, comunicaciones y un ordenador de a bordo, encargado de regular su funcionamiento. Además están dotadas de dos puertos USB, lo que permite recargar el móvil mientras se utilizan. El precio del minuto de alquiler de la moto es de 0,24 euros, e incluye un seguro a todo riesgo para el vehículo y de daños a terceros ilimitado. Para registrarse en el servicio sólo hay que rellenar un formulario a través de la app, disponible para Android y iOS, y esperar aproximadamente 24 horas hasta que la compañía revise la petición y compruebe que todo es correcto.

Eso sí, hay que tener en cuenta ciertas limitaciones a la hora de utilizar estas motos. El servicio sólo está disponible entre las 6 de la mañana y la 1 de la madrugada. Es decir que entre la 1 y las 6 de la mañana no funcionan las motoso. Además, al tratarse de scooters, no se puede circular con ellas a más de 45 kilómetros por hora. La empresa se encarga de recargarlas, así que los usuarios no tienen que hacer nada al respecto cuando llegan a su destino.

Foto apertura: Celia Tetuán

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *