De Tetuán a Neptuno un 19 de Junio

A la redacción de Aquí Tetuán nos ha llegado esta maravillosa crónica, con fotografías y vídeos, realizada por un vecino de Tetuán, Roberto, que participó en la marcha del 19j desde Tetuán a Neptuno. La crónica bien merece leerla con detenimiento y regalarle nuestros comentarios.

Por Roberto. 20.06.2011

Las 10:30 de la mañana era la hora en la que la Asamblea De Tetuán había quedado para unirse en bloque a la columna norte de la marcha 19-J. Esta columna había partido a las 10:00 desde Plaza Castilla y tenía que llegar a las 11:00 a Cuatro Caminos. El punto de reunión de la Asamblea era la conocida como Plaza De Las Palomas, en la esquina entre Bravo Murillo y Lope De Haro. La conocemos bien, ya que es el lugar habitual de celebración de las mencionadas asambleas. Un poco después de la hora prevista llegó la columna y nos recibimos mutuamente con aplausos. Esa fue una constante a lo largo de toda la marcha, siempre que nos uníamos a algún otro grupo nos aplaudíamos mutuamente antes de empezar a a caminar juntos, lo cual creó momentos emotivos.

19 de junio marcha madrid

Marcha del 19j. Foto: Roberto

Creo que en la mente de todos los asistentes a la marcha estaban presentes de una u otra manera los acontecimientos de la semana pasada ante el parlamento catalán. Sobre el papel, debíamos estar todos muy vigilantes para evitar cualquier tipo de actitud violenta entre los manifestantes. Pero yo personalmente, en cuanto comenzamos a bajar por Bravo Murillo me relajé y me dediqué a disfrutar.

Todo el 15M en la marcha del 19j

El ambiente era una auténtica fiesta. Caminábamos juntos gente de lo más variopinto y de todas las edades: veinteañeros, jubilados, familias con niños, los que no estamos en ninguno de los grupos anteriores… y esto mientras algunos vecinos se asomaban al balcón a aplaudirnos 🙂

19 de junio marcha madrid

Marcha del 19j. Foto: Roberto

Manteniendo el ligero retraso, nos unimos con el grupo que esperaba en Cuatro Caminos y bajamos por Raimundo Fernández Villaverde. En Nuevos Ministerios giramos a la derecha y comenzamos a bajar por la Castellana. Ya eran cerca de las 12 y al llegar a una avenida más ancha, el sol nos comenzó a dar de pleno. Yo iba bien preparado con mi sombrero de paja, protección solar del 30 y una botella de agua grande en la mochila, pero aún así, en cuanto llegamos a la parte de la Castellana que tiene laterales con árboles, el grupito de vecinos que caminábamos juntos buscamos rápidamente la sombra.

Ambiente festivo en la marcha del 19 de junio

Quiero insistir en el ambiente festivo de la marcha. Hubo gente con un altavoz portátil que nos ponía música, un grupo de batucadas, vamos que algunos bajaron la Castellana bailando.

pancartas del 15m marcha 19 de junio

Pancarta 15M "Somos perroflautas, pero con pedigree". Foto: Roberto

Con el conocido retraso nos unimos en la plaza de Gregorio Marañón a la columna noroeste que venía del corredor del Henares y Hortaleza y seguimos caminando bajo los árboles. Más o menos en este momento viví una de las anécdotas del día: uno de mis mejores amigos de toda la vida, uno de esos tíos entrañables que están un poco en la parra, me manda un SMS preguntando si iba a ir a la manifestación de por la tarde. Y leo esto en mitad de la Castellana rodeado de miles de personas. Cuando se me pasó la risa le llamé, aclaramos la confusión y quedé con él en Cibeles. Mi grupito de la asamblea de Tetuán hizo un alto en el camino en un bar pasado Colón, pues ya tocaba refrescarse. Nos reincorporamos a la marcha y llegamos a Cibeles, donde me separé de mis vecinos pues me esperaba ya mi amigo el despistado, con el que hice el último tramo hasta Neptuno. Ese era el punto final de la marcha, y nos quedamos un rato disfrutando del ambientazo de la plaza abarrotada, del ingenio de los carteles del personal y sufriendo, eso sí, un solazo de justicia. Hacía algún tiempo que mi amigo y yo no nos veíamos y la multitud no era el mejor lugar para contarnos nuestras cosas, así que a eso de las 15:00 nos apartamos del gentío y buscamos un sitio para comer tranquilos.

Y finalmente, esa tarde llegué a casa agotado, pero con una sonrisa de oreja a oreja. No sólo tenía la sensación de haber participado en una causa justa, sino que además me lo pasé muy, muy bien.

Roberto

Vídeo:

¿Te ha gustado? Comenta, compártelo,¡COLABORA CON NOSOTROS!


One Response

  1. Aqui Tetuan Clara Luz 21 Junio, 2011

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *